Detuvieron a oficiales del Ejército peruano por robar combustible

Una veintena de oficiales del Ejército de Perú fue detenida, acusada de participar de maniobras de robo de combustible por alrededor de un millón de dólares, cometido entre 2013 y 2018, de acuerdo a una investigación de la Fiscalía, y el presidente Martín Vizcarra pidió que no se opaque la imagen de la fuerza “por unos pocos”.

Según la investigación de la Fiscalía Especializada en Corrupción de Funcionarios, los oficiales implicados habrían sustraído ilegalmente 500.000 galones (poco menos de dos millones de litros) de petróleo de varias instituciones militares entre 2013 y 2018, de acuerdo a reportes de los diarios La República y El Comercio.

Entre los detenidos están los generales Augusto Villarroel, Jaime Llanos, Carlos Mayca y Moisés Chávez, y 17 oficiales destacados en Lima, Pichari, Arequipa, Cajamarca y Tarapoto, todos detenidos en un operativo conjunto el fin de semana, consignó la agencia EFE.

«Los actos de unos pocos no opacarán a una institución importante y prestigiosa como es el Ejercito del Perú», remarcó Vizcarra en un acto Día del Ejército.

Al hablar en el aniversario 165 de la batalla de Ayacucho, el mandatario remarcó que los “héroes (del país) no toleraron indisciplinas ni actos de corrupción”, y reclamó que el Ejército sea “una institución transparente, eficiente y al servicio del país».

Este caso, que la prensa llamó «Los Capos del Diésel», remite a la condena a cinco años de cárcel contra el ex comandante del Ejército y ex legislador Edwin Donayre, dictada hace menos de un año, también por la sustracción de combustible cuando fue el máximo jefe de esa institución castrense en 2006, junto a otros 40 militares implicados.

Donayre fue detenido en noviembre pasado y recluido en la prisión Miguel Castro Castro de Lurigancho, después de estar prófugo por seis meses.

La nueva investigación de la Fiscalía empezó el año pasado, cuando se descubrió una organización criminal formada por oficiales del Ejército que retiraba petróleo de la estación de servicio del Comando de Educación y Doctrina del Ejército.

Los integrantes de la banda utilizaban una camioneta para almacenar los bidones de combustible, que eran retirados hasta 10 veces por semana para venderlos en estaciones de servicio privadas.

Hasta el momento, la Fiscalía ha pedido la detención de 27 personas por este caso, 22 de ellas ya capturadas. La detención preliminar es por 10 días.

El Comando del Ejército dispuso que se brinden todas las facilidades necesarias y reafirmó su “compromiso de lucha contra la corrupción” de acuerdo con la política del Gobierno, reportó la estatal agencia Andina.

Vizcarra dijo que el Ejército está preparado para asumir los nuevos desafíos a lo largo y ancho del país, tras resaltar que despliega numerosas acciones para el desarrollo: participa en el orden interno, la lucha contra los remanentes del terrorismo, el tráfico ilícito de drogas y el crimen organizado.

Anuncia en nuestra web

Agreganos enYoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto los Términos y condiciones y Política de Privacidad.