El Gobierno nacional anunció ayer un gran ajuste del costo de la energía mayorista / El impacto más fuerte será en Buenos Aires, pero también se sentirá en las facturas de Epec / Analizan cómo se aplicará en la provincia.


Tal como lo venía anunciando desde la declaración de la emergencia energética, el Gobierno nacional decidió aplicar ayer un fuerte ajuste del precio de la energía mayorista para todo el país.

El incremento impactará de lleno en las facturas de la luz, en las que el costo de generación es uno de los rubros centrales, junto al transporte y a la distribución de la energía.

El tarifazo será muy elevado en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires, donde desde hace años el valor de la luz venía ampliamente subsidiado.

Pero, aunque más moderado, el aumento también afectará a Córdoba, porque incidirá en el insumo primario de la Empresa Provincial de Energía (Epec): la energía adquirida en el mercado mayorista. Hasta anoche, los técnicos de Epec y del Ente Regulador de Servicios Públicos ( Ersep) analizaban los tramos de incremento que se verán finalmente en las próximas boletas de luz. Como la suba es diferente según los niveles de consumo, la brecha del impacto será amplia. Haciendo un promedio simplificado para los usuarios de Córdoba, el ajuste promedio rondaría el 30 por ciento y habrá también una tarifa social. Tal como se había anunciado, el Gobierno nacional dio ayer el primer paso para actualizar las tarifas de energía eléctrica en todo el país, con un impacto que será disímil según qué distribuidora esté a cargo del servicio y los distintos niveles de consumo.

En la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, se calcula que las subas superarán el 200 por ciento, en virtud de los altos consumos. En Córdoba, de manera extraoficial, fuentes del sector calcularon a este diario que promediarán el 30 por ciento, para los usuarios de consumo moderado.

La incidencia será diferente según el usuario sea residencial, comercial o industrial; si es cliente de Epec o de una de las 200 cooperativas que prestan el servicio en el interior y, lo más trascendente: el nivel de consumo.

La resolución N° 6 que lleva la firma del ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, dispone un aumento sustancial en el precio único de la energía para el Mercado Eléctrico Mayorista, vigente para todo el país. Regirá desde el próximo 1° de febrero hasta el 30 de abril, lo que permite suponer que podría haber ajustes trimestrales.
Contiene tres novedades: tarifa subsidiada para quienes consumen hasta 150 kilovatios al mes; aumentos más moderados para quienes reduzcan 10 por ciento o más sus consumos respecto del mismo período anterior e incrementos sustanciales para los usuarios que superen los 300 kilovatios mensuales.


Córdoba: en estudio

Hasta ayer, los técnicos de Epec, del Ente Regulador de Servicios Públicos ( Ersep) y de las cooperativas trabajaban contrarreloj para desmenuzar el impacto que tendrá en las boletas locales. Este diario intentó, tanto en Epec como en el Ministerio de Agua, Energía, Ambiente y Transporte que conduce Fabián López un cálculo oficial, pero se indicó que todavía se están haciendo los números, dada la complejidad de la resolución.


De qué se trata

En términos simples, la tarifa de energía se compone de tres conceptos: costos de generación, de transporte y de distribución. Los tramos de transporte y de distribución ya se vienen actualizando desde 2009 en Córdoba. De hecho, la tarifa global que paga un usuario residencial de Epec aumentó 488 por ciento en siete años.
Pero la generación semantuvo sin cambios; esta es la que ahora aumenta ostensiblemente de precio. La resolución fija que a los usuarios que consumen hasta 300 kilovatios al mes los distribuidores deberán facturarle $ 321 en hora pico, $ 317 en el resto y $ 312 en el valle.

Hasta ahora el precio mayorista promediaba los $ 70, tanto en las distribuidoras de Buenos Aires como en la propia Epec, aunque la empresa cordobesa cobraba a las cooperativas entre 70 y 190 pesos. La suba implica agregarle 32 centavos promedio a ese precio de siete centavos el kilovatio mayorista.
Si bien eso implica una suba lineal de 359 por ciento, al incidir sobre esa porción de la boleta que no ajustó, el aumento final podría ubicarse entre el 20 y el 30 por ciento. Eso es lo más difícil del cálculo: saber qué precio mayorista le corresponde a cada usuario. Y habrá varios.


Incentivos al ahorro

Para moderar el consumo de energía, y hasta tanto se produzcan las inversiones que se promueven con la emergencia energética, el Gobierno replicará para la luz un esquema similar al que rige en el gas, premiando al que reduzca el consumo. Así, el usuario que recorte entre 10 a 20 por ciento su consumo mensual respecto del mismo mes del año anterior tendrá un aumento menor. Y si reduce más del 20 por ciento su gasto, el aumento final será menor aún.

También se implementará una tarifa social. Ese segmento de usuarios tendrá la energía sin costo hasta los 150 kW al mes. Si lo supera, tendrá precios equivalentes al 10 por ciento de lo que pagará el usuario medio. Un esquema similar ya rige en la Provincia. El segmento que se llevará la peor parte será el de los usuarios que gastan más de 300 kW mensuales. Un hogar con dos aires acondicionados supera ese consumo. Para ellos, el costo de la energía mayorista subirá mil por ciento. Ponderada la incidencia, la suba de la boleta superaría el 80%. Fuente:Lavoz

Anuncia en nuestra web

Agreganos enYoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto los Términos y condiciones y Política de Privacidad.