Una de las polémicas que nos ha dejado la recién acabada temporada navideña ha venido de Brasil y del especial de Netflix ‘La primera tentación de Cristo‘, una parodia irreverente que ha causado gran controversia, sobre todo entre el sector cristiano del país americano. Polémica que va a más, ya que un juez ha ordenado la retirada del especial del catálogo de Netflix.

Según AP, Benedicto Abicair, juez de Rio de Janeiro, ha actuado de parte de una asociación que da voz a millones de católicos y ha declarado que esta decisión «es beneficiosa no solo para la comunidad cristiana, sino para la sociedad brasileña, que es cristiana en su mayoría«.

El especial, que presenta a un Jesucristo que vuelve del desierto a celebrar su trigésimo episodio con su amigo «especial», Orlando. Esa clara insinuación de la homosexualidad del Hijo de Dios junto a una Virgen María consumidora de cannabis ha puesto en pie de guerra a los estamentos más altos de Brasil, llegando hasta Bolsonaro.

De peticiones online a ataques violentos

Y, la verdad, no es ninguna exageración ya que hace unas semanas se puso en marcha una petición de Change.org para censurar el especial que ha sido firmado por 2.3 millones de personas.

Claro, ojalá hablásemos solo de peticiones online y demandas por la ofensa al sentimiento religioso. El problema viene también cuando un grupo de radicales atacó en vísperas de Navidad la sede de la productora responsable del especial con cócteles molotov.

No está clara la posición de Netflix en este caso concreto, pero Reed Hasting aseguró hace unas semanas que su trabajo era entretener y no plantar cara al poder, por lo que la política de empresa es la de amoldarse a las censuras de cada país y, sobre todo, a las decisiones judiciales como esta.

Anuncia en nuestra web

Agreganos enYoutube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto los Términos y condiciones y Política de Privacidad.